22 de mayo de 2012

red velvet cupcakes

Y por fin me atreví con ellos! no sé por qué me daban tanto respeto porque luego han resultado ser fáciles, pero el caso es que llevaba un tiempo queriendo hacer esta receta y nunca acababa de animarme. La cosa es que últimamente mis amigas se han estado reuniendo para aprender juntas a hacer cupcakes bajo la supervisión de Marta de Mis obsesiones de hoy y justo el día que hicieron éstos no pude ir y me la verdad es que me quedé con las ganas!

Pero al final, y aprovechando el cumpleaños de "cuñadete", el domingo me puse manos a la obra y voilá! aquí tenéis el resultado.


Tanto la receta de los red velvet, como la del frosting de queso la he sacado del blog El Rincón del Bea, del que os he hablado en alguna otra ocasión porque para mí es todo un referente, tiene unas recetas de repostería espectaculares y muy bien explicadas. La idea de la decoración también la he sacado de su receta porque me encantó el toque rojo que le dan los restos de uno de los cupcakes al frosting aunque mis banderines son un poco navideños respecto a los suyos pero no tenía más washi tape a mano!


Han quedado buenísimos de sabor, muy esponjosos pero a mi gusto tendrían que haber subido algo más...la próxima vez me saldrán mejor! de momento he quitado el antojo y "cuñadete" parecía contento cuando los probó asi que me doy por satisfecha.

Os dejo aquí la receta que he utilizado por si alguno más se anima.

RED VELVET CUPCAKES
  • 240 ml. aceite de oliva suave
  • 240 ml. buttermilk (siguiendo los consejos de Bea lo hice casero. Mezclé una cucharada de zumo de limón en 250 ml. de leche desnatada, lo dejé reposar 10 min. y luego lo removí justo antes de usarlo)
  • 2 huevos XL
  • 2 cucharadas de colorante rojo en pasta (Utilicé el colorante Sugarflair rojo CHRISTMAS)
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3/4 cucharadita sal
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico
  • 40 gr. cacao en polvo (Yo utilicé el de Valor)
  • 350 gr. harina todo uso (igual utilizando harina de repostería que ya viene con levadura suben algo más, tendría que probarlo...)
  • 250 gr. azúcar
 
Precalentar el horno a 170º.
Preparar una bandeja especial para cupcakes con los papelillos correspondientes.
Batir el aceite, buttermilk, huevos, colorante, vinagre y extracto de vainilla, hasta que todos los ingredientes estén integrados.
En un bol tamizar la harina, azúcar, sal, bicarbonato sódico y cacao en polvo.
Añadir los ingredientes sólidos a los líquidos en tres veces, poco a poco, para que la masa no se quede grumosa. Dejar de batir cuando esté justo integrado.
Con una cuchara de helado distribuir uniformemente la masa, llenando 3/4 de la capacidad de los papelillos de cupcakes que teníamos preparados.
Hornear en el horno precalentado durante 30-35 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga seco.
Enfriar la bandeja sobre una rejilla durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo sacar los cupcakes del molde y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.




CREAM CHEESE FROSTING
  • 400 gr. queso crema (tipo Philadelphia)
  • 125 gr. mantequilla
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 350 gr. azúcar glass
Batir todos los ingredientes hasta que consigamos una mezcla suave. (Yo personalmente lo dejo enfriar un poco antes de usarlo para que coja algo de consistencia y textura.)

5 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta! La verdad es que la receta es más fácil de lo que parece y quedan buenísimos...

    ResponderEliminar
  2. Pintaza si señor!!!! Parece que estoy saboreando uno... están tan ricos que no se si arrebataran el primer puesto a los carrot cake...

    ResponderEliminar
  3. estaban muy buenos, pero debo decir que el carrot cake en cualquiera de sus variantes es mi favorito!! eso si, sin pasas...por ahí no paso! jaja!

    ResponderEliminar
  4. Madre, madre, madre.... que buena pinta!

    ResponderEliminar
  5. Pues sí María, estaban muy muy ricas, y super bonitas.
    Muchas gracias! de parte de cuñadete

    ResponderEliminar